Menú gastronómico

 
…los sonidos, los colores, los olores. La quietud, el silencio y el misterio. La luz suave, acogedora. El cielo y la tierra. El juego virtuoso de las sombras y el agua. La grava, las hierbas y las flores. La intimidad de un paisaje. El ciclo inmutable de las estaciones. Intento relacionar cada instante con la belleza y vivir con intensidad cada momento. Son las pequeñas cosas lo que me llena de felicidad y me acerca a la esencialidad y a una vida plena.

Todo este entorno tiene que hacer posible una cocina de la estacionalidad y del paisaje rural de La Garrotxa; sobria pero esencial; austera y humilde pero intuitiva, íntima y auténtica. Una cocina que debe conseguir ser el reflejo de nuestra manera de ser.

Desde aquí pero con la capacidad de abrirnos al mundo, con la aspiración de alcanzar lo universal a través del espacio de aquello tan íntimo. El esplendor de la naturaleza. La plenitud de la vida.


Fina Puigdevall

cocina:
Fina Puigdevall, xef** Michelin
Martina Puigvert, jefe de cocina

espacio:
RCR arquitectes
Pritzker Prize 2017

 
menu degustacio les cols olot

menú
155€ (10% IVA incluido)
menú con vinos
195€ (10% IVA incluido)

Reservar
…els sons, els colors, les olors. La quietud, el silenci i el misteri. La llum suau, acollidora. El cel i la terra. El joc virtuós de l’ombra i l’aigua. La greda, les herbes i les flors. La intimitat d’un paisatge. El cicle immutable de les estacions. Intento relacionar cada instant amb la bellesa i viure amb intensitat cada moment. Són les petites coses les que m’omplen de felicitat i m’apropen a l’essencialitat i a una vida en plenitud.

Tot aquest entorn ha de fer possible una cuina de l’estacionalitat i del paisatge rural de la Garrotxa; sòbria però essencial; austera i humil però intuitiva, íntima i autèntica. Una cuina que ha d’aconseguir ser el reflex de la nostra manera de ser.

Des d’aquí però amb la capacitat d’obrir-nos al món, amb l’aspiració d’assolir l’universal a través de l’espai d’allò tan íntim. L’esplendor de la natura. La plenitud de la vida.
 

Fina Puigdevall
naturaleza viva & mística
horizonte verde & sostenible

menú degustación
con productos que acentúan la intimidad
del paisaje rural de La Garrotxa y
el ciclo inmutable de las estaciones

copa de cava natura les cols mont-ferrant

de nuestra huerta;
hoja de laurel
col de bruselas  y berza
bizcocho de hierbas
ortiga
vaina de habitas y su flor
flor de nieve

elaborados con una harina ancestral;
lionesa de alforfón y farro
maíz

como signo de hospitalidad;
caldo volcánico de bienvenida,
la tierra, el agua

las mejores del momento;
hojas, hierbas y flores,
aceitunas de tres colores

el caviar de La Garrotxa;
judías de Santa Pau –d.o.p.-,
manitas de cerdo, nabos

 de un sutil dulzor;
royale de cebolla,
regaliz, migas de pan

hechos a la brasa;
guisantes,
butifarra negra, tocino, caracoles, menta

del gallinero al plato;
huevo fresco del día,
trufa negra de La Garrotxa

criado por Jordi Vilarrasa;
costillar de cerdo de raza Duroc,
tocino vegetal de nabo

con la intención de cerrar el círculo;
hígado y mollejas de cordero,
leche de oveja, lana, tomillo

 un pescado salado siempre presente en la cocina de montaña;
bacalao,
lomo, brandada, tripa, cococha

cocinado como una tatin;
pato con peras,
chantilly de pera, bellota

con el contraste de mermeladas hechas por nosotros;
quesos catalanes,
afinados al punto

de nuestra huerta;
nabo blanco y negro,
queso azul de oveja

preludio de primavera;
flor de violeta,
licor, infusión

naturaleza viva;
piñas y piñones,
infusión de pino

inspirado en la naturaleza;
repostería vegetal

para compartir;
tableta de chocolate,
una evocación al espacio del restaurante

menú degustación
con una mirada contemplativa a nuestro huerto y al
gallinero de Casa Horizonte -I+D del restaurante-
basado en los productos que nos ofrece, evocando la estima
a la tierra, la cocina sostenible, el alimento no viajado

copa de cava natura les cols mont-ferrant

de nuestra huerta;
hoja de laurel
col de bruselas y berza
bizcocho de hierbas
ortiga
vaina de habitas y su flor
flor de nieve

elaborados con una harina ancestral;
lionesa de alforfón y farro
maíz

como signo de hospitalidad;
caldo volcánico de bienvenida,
la tierra, el agua

las mejores del momento;
hojas, hierbas y flores,
aceitunas de tres colores

el caviar de La Garrotxa;
judías de Santa Pau –d.o.p.-,
tripa de bacalao, nabos

 con una delicada flor;
royale de alcachofa,
pan, menta, vainilla

sutil y delicada;
la pequeña flor,
encurtidos, salsa holandesa

 del gallinero al plato;
huevo fresco del día,
cebolla dulce del volcán Croscat

cortada al momento;
sobrasada vegetal de calabaza,
tostada de trufa, queso y miel

evocando la receta de perdiz a la col;
farcellet de col,
jugo de asado

la intimidad de un paisaje;
arroz de alforfón,
trufa negra de La Garrotxa, velo de alforfón

inspirado en el filete Wellington;
remolacha
hojaldre, láctico

con el contraste de mermeladas hechas por nosotros;
quesos catalanes,
afinados al punto

con la ilusión de los primeros guisantes;
guisantes con menta,
aceite y sal

con aroma de brasa y de humo;
pimiento rojo escalivado,
torrija de Santa Teresa

elogio de primavera;
flor de mimosa,
hierbas silvestres, té verde

inspirada en la naturaleza;
repostería vegetal

para compartir;
tableta de chocolate,
una evocación al espacio del restaurante

chevron-down